Principios básicos

Una relectura de Jacques Maritain nos hace pensar que la democracia en América Latinadebe tener:

1.      Como punto de partida la dignidad de la persona humana, y el respeto asus bienes esenciales: la vida, la libertad y al trabajo.

2.      El respecto de los derechos humanos.

3.      La mejor representación política, y mayor participación de la ciudadanía en los debates y en toma de decisiones.

4.      Una mejoreducación política de ciudadanos y dirigentes.

5.      Claroslímites de lo público y lo privado, de la sociedad política y del estado, sus niveles y órganos.

6.      Reglas deética pública, para que haya más transparencia y no haya corrupción.

7.      Plena vigencia de la Constitución y de la ley, y respeto por las instituciones de la República.

8.      Una sociedad más solidaria y fraternal.

9.      Un debate político que tenga a la opinión pública más informada y madura, a través de los medios de comunicación.

10.  Reorientar la globalización hacia una sociedad política y un gobierno mundial, que tengan por finalidad bien común universal

 Problemas de la Democracia en la América Latina del siglo XXI

Además de adecuar la Educación, redefinir y distribuir el Trabajo, orientar la Economíaal servicio del hombre, asimilar las nuevas Tecnologíasy las nuevas formas de comunicación, el desarrollo democráticodebe enfrentar a:

1.     Los que tienen poder (político, económico, mediático, etc.);

2.     Los partidos o espacios políticos;

3.     El círculo rojo;

4.     El clientelismo;

5.     Las organizaciones sociales, punteros, piqueteros, lobbistas, etc;

6.     Las nuevos modos decomunicación;

7.     El populismo;

8.     Las grietas (políticas, sociales, territoriales, etc);

9.     Las secuelas de la guerra fría y los intentos de reconciliación;

10.                 Las nuevas violencias (bullying, desaparecidos, escraches, etc);

11.                 La corrupción;

12.                 La pobreza;

13.                 El narcotráfico;

14.                 Lasdiscriminaciones; y

15.                 La incertidumbre del futuro.

Maritain decía: “La cuestión no es encontrar un nombre nuevo a la democracia, sino descubrir su verdadera esencia y realizarla; pasar de la democracia burguesa, desecada por sus hipocresías y por falta de la savia evangélica a una democracia íntegramente humana; de la democracia frustrada, a la democracia real.”

 

Córdoba, septiembre de 2017.