El 30 de junio se celebra el Día Internacional del Parlamentarismo. Dicho día internacional se estableció en la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas número: 72/278 de mayo de 2018.

Ello es importante en este momento crítico para la democracia representativa, cuando la gente está perdiendo la confianza en las instituciones políticas y la democracia misma se enfrenta a los desafíos de los movimientos populistas, que pujan por concentrar el poder en los ejecutivos. Para que la democracia prospere, los parlamentos, como piedra angular del funcionamiento de las democracias, deben ser fuertes, transparentes, responsables y representativos.

Este Día es otra oportunidad para revisar el funcionamiento de los órganos legislativos, como lo está haciendo la Asociación Argentina de Derecho Parlamentario de Argentina, que ha propuesto el dictado de un Reglamento General del Congreso, que no existe actualmente, y la reforma de los reglamentos de ambas cámaras, para que el Poder Legislativo, que es el órganos más importante de la República, vuelva a tener la jerarquía que la Constitución le dio al dedicarle un tercio de su articulado (43 artículos) y haberlo regulado antes que el Poder Ejecutivo y Judicial, que son los otros componentes del Gobierno Nacional.

Casi todos los países del mundo y las provincias tienen alguna forma de gobierno representativo. Algunos bicamerales (con dos cámaras de parlamento) y otros unicamerales (con una única cámara). La elección de un tipo de estructura u otra no depende del número de habitantes, sino de la historia, el contexto y la propia tradición parlamentaria del país.

De los 193 países en el mundo, 79 son bicamerales y 114 son unicamerales, lo que hace un total de 272 cámaras parlamentarias con más de 46.000 miembros del parlamento. El 25% de los miembros del parlamento del mundo son mujeres. Las personas de entre 20 y 39 años constituyen el 38,6% de la población mundial. Sin embargo, solo el 17,5% de los diputados tiene menos de 40 años.

El Congreso cumple con muy distintos roles dentro de nuestra organización política, a saber: 1. Convocar a la Convención Constituyente y declarar de jerarquía constitucional delos tratados internacionales. 2. Legislar. 3. Controlar al Poder Ejecutivo. 4. Establecer cargas públicas y conceder beneficios. 5. Aprobar el presupuesto y la cuenta de percepción e inversión. 6. Aprobar tratados internacionales y actos de gobierno. 7. Intervenir en la designación renuncia y remoción de funcionarios superiores. 8. Investigar, encuestar e inspeccionar. 9. Indagar. 10. Ser el principal escenario de la oposición. 11. Ser la caja de resonancia de la opinión pública. 12. Educar a los políticos y a los ciudadanos. 13. Representar y hacer participar. 14. Procurar intereses de los electores y de la sociedad en general. 15. Mediar y concertar. 16. Debatir y deliberar. 17. Ser la residencia de la “clase” política. 18. Ejercer funciones protocolares. 19. Velar por la ética pública. 20. Comunicar. 21. Ser la imagen de la Democracia.

Próximo a las elecciones de renovación de nuestros legisladores es importante recordar la necesidad de fortalecer a nuestro Poder Legislativo y procurar que quienes sean elegidos sean realmente representantes del pueblo y de las provincias por el que serán electores y que cuando asuman actuen en consecuencia.

Córdoba, junio de 2021.