El juez Ezequiel Pérez Nami el 29/12/20 falló a favor de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) declarando la nulidad de la Resolución del 01/11/2016 de la Ministro de Desarrollo Social de la Nación Carolina Stanley del Presidente Mauricio Macri, en la que se dispuso, sin notificar en debida forma ni dar derecho de defensa, la suspensión a partir del mismo día de su dictado, del pago de la Asignación Mensual Vitalicia que le fuera otorgada en el año 2015. Por lo que, además de su sueldo de Vicepresidente, le corresponde cobrar la pensión por su marido fallecido Néstor Kirchner, y, además, la asignación por haber sido dos veces presidente, sin que se le descuente el impuesto a las ganancias. El juez también manda a pagar lo adeudado por el tiempo en que se le suspendió el pago de la Asignación, con más sus intereses. Todo esto se ajusta a derecho, a pesar del millonario monto de lo que percibe CFK cada mes y por el voluminoso monto que debe restituirle el Estado Nacional por el tiempo en que se le suspendió dicho beneficio.

Si la Ministro Stanley no se hubiera apresurado al suspender el beneficio, sin notificarla ni dar derecho de defensa a CFK, se lo podría haber declarado nulo al mismo porque la ley dice que la referida Asignación “es incompatible con el goce de toda jubilación, pensión, retiro o prestación graciable nacional, provincial o municipal, sin perjuicio del derecho de los interesados a optar por aquélla por estos últimos beneficios.”(Art.5) Cuando las cosas se hacen mal luego es imposible revertirlas.

La decisión judicial se funda en que ley 24.018 dispone que perciban “asignaciones mensuales vitalicias” el Presidente y el Vicepresidente de la Nación, “a partir del cese de sus funciones”. “Si se produjera el fallecimiento, el derecho acordado o a acordarse al titular se extenderá a la viuda o viudo, en concurrencia con los hijos e hijas solteros hasta los 18 años de edad”.

Tales “asignaciones será la suma que en todo concepto corresponda a la remuneración de un juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y para el Vicepresidente las tres cuarta partes de dicha suma”, o sea el 75%. Como los jueces no se les descuenta el impuesto a las ganancia ello tampoco, de acuerdo a la ley, le corresponde a las asignaciones de los ex presidentes y vice.

Los ex Presidentes Eduardo Duhalde, Eduardo Camaño y Ramón Puertas renunciaron a cobrarlas, no así el senador Adolfo Rodríguez Saá que fue Presidente interino del país sólo siete días. Isabel Martínez de Perón la cobra junto con el retiro militar de su marido el ex Presidente Juan Domingo Perón. Néstor Kirchner, mientras cobraba la Asignación vitalicia como ex Presidente, donó su sueldo de diputado, que ejerció desde el 10/12/2009 hasta su muerte, a las Abuelas y a las Madres de Plaza de Mayo.

Reformar la ley

Esta decisión amerita, desde mi óptica, la reforma de la ley 24.018, para hacerla más justa y razonable, de ésta manera:

· La Asignación para los ex presidentes y vice y de los jueces de la CSJN no se cobrarán cuando el titular de las misma ejerza alguno de estos cargo. De repetirse el ejercicio de alguno de ellos al cesar en el mismo no se le otorgará un nuevo beneficio, continuará con el anterior.

· Este beneficio no se extenderá, como ocurre ahora, a otros funcionarios de la Justicia federal.

· Al liquidarse la Asignación no se incluirá ni al Presidente, ni al Vicepresidente, ni a los jueces de la CSJN el incremento del 2% anual desde que los mismos tienen el título de abogados que cobran dichos magistrados cuando ejercen el cargo.

· A estas Asignaciones se les descontará el impuesto a las ganancias.

· La reformas regirán después que entre en vigencia la nueva ley, y no modificarán los derechos adquiridos de los que ya lo perciben.

Esta Asignación la dispuso por primera vez una ley en 1938 con motivo que el ex Vicepresidente Elpidio González (entre 1922 y 1928), que había renunciado a cobrar el haber que le correspondía por ese cargo durante los seis años que lo ejerció, se encontraba sumido en la pobreza, después de haber estado preso junto al derrocado presidente Hipólito Irigoyen, del que fue Ministro del interior, en 1930, vendía anilinas colibrí para subsistir cerca de la Plaza de Mayo, beneficio que tampoco aceptó cobrarlo.

Los argentinos esperamos que CFK de alguna manera imite, aunque más no sea parcialmente, la conducta ejemplar de Elpidio González y que repitió luego el también derrocado Presidente Arturo Umberto Íllia.

Córdoba, febrero de 2021.